Notícia

“El voto de un alicantino vale 31 veces menos que el de un soriano, es necesario el cambio constitucional”

  • És el moment presenta en Alicante sus planes para la reforma constitucional de la mano del número 3 de la lista al Congreso, Rubén Martínez Dalmau, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Valencia

Compromís-Podemos-És el moment ha presentado en diversos actos este domingo en Alicante sus razones por las que la coalición piensa que es necesario un nuevo acuerdo constitucional que reforme el Senado y lo convierta en una nueva cámara territorial. “Un voto de un alicantino vale 31 veces menos que la de un ciudadano de Soria y 12 veces menos que una de Teruel”, ha manifestado el número 3 de la lista para el Congreso, Rubén Martínes, profesor de Derecho constitucional en la Universidad de Valencia.

Martínez ha realizado esta consideración durante la presentación en la Agencia Local de Desarrollo del Ayuntamiento de Alicante de la reforma constitucional que plantea És el moment. Este nuevo acuerdo generacional pasaría por garantizar un nuevo encaje territorial que requerirá de una reforma que afectará inevitablemente al Senado, que más que una cámara territorial funciona como una cámara provincial.

La número uno al Senado por Alicante, Vicenta Jiménez, ha incidido en la necesidad de transformar “una cámara que es un cementerio de elefantes políticos y nos cuesta a los ciudadanos 52 millones de euros al año”. La coalición propone un senado que se constituya como un espacio de representación autonómica. En este marco, la Diputación no tendría razón de ser, por lo que proponemos que en el plazo de una legislatura Ayuntamientos y Gobiernos regionales asuman las competencias que ahora desarrollan estos entes, así como a su personal.

Necesidad de reconocer derechos sociales

“Los derechos sociales no están nada protegidos por la Constitución. El problema está que cuando hablamos de la prestación del paro, derecho a la vivienda la sanidad, estos no existen en realidad. Su reconomiento es únicamente nominal”, ha expuesto Rubén Martínez a los asistentes a los actos celebrados en la Agencia de Desarrollo Local y la Explanada de España.

Martínez Dalmau ha incidido en la necesidad de cambio del pacto constitucional: “No puede haber una constitución que no viva en su tiempo. La constitución del 78 fue la necesaria en el marco de la Transición. Pero cuando empieza el ‘turnismo’ entre el PP y PSOE, lo que tenía que haber sido una constitución de transición resulta que ninguno de los dos partidos en el poder la ha querido cambiar. El problema es que la Constitución estaba viva en el 78, pero se agotó en los años 80 y el bipartidismo la bloqueó”.